Bloggermania

Críticas de Cine

Lun04232018

Last updateLun, 23 Abr 2018 2am

20 centímetros

20 centímetros

El malagueño Ramón Salazar apuntaba maneras con Piedras. En este trabajo recupera a una de las actrices de aquella, Mónica Cervera, que adquirió cierto atractivo como la dependienta chantajista de Crimen Ferpecto, la comedia de Álex de la Iglesia. Cervera interpreta en esta ocasión a Marieta, un transexual que en realidad se llama Adolfo, y que vive deseoso de someterse a una operación de cambio de sexo que le libere de esos «20 centímetros». Para obtener el dinero necesario, ha decidido prostituirse, pero sufre de narcolepsia, por lo que se queda dormida en cualquier momento en los sitios más insospechados.

Leer más: 20 centímetros

Vénus, salón de belleza

Vénus Beauté Institut

Vénus es un pequeño salón de belleza donde los clientes, además de tratarse la piel, recibir un masaje o someterse a los rayos UVA, hablan de sus problemas y encuentran un momentáneo refugio a la tensión o al tedio cotidianos. En este microcosmos, por el que desfilan diversas personas, principalmente mujeres, se mueven todos los días las tres empleadas del salón —Marie (Audrey Tautou), Samantha (Mathilde Seigner) y Angèle (Nathalie Baye)—, que, a la vez que ayudan a los demás, buscan desesperadamente una felicidad que parece no existir. Un día aparece un hombre que podría ser el gran amor de Angèle; pero esta desconfía.

Leer más: Vénus, salón de belleza

Verano de corrupción

Apt Pupil

Todd es un espabilado adolescente que reconoce en Kurt, un anciano vecino, a un antiguo criminal de guerra nazi. Fascinado por el horror del holocausto, chantajea al viejo de modo original: no le denunciará si consiente en abrir, sólo para él, su horrible pasado.

Leer más: Verano de corrupción

¡Vaya Santa Claus!

Santa Clause

Scott (Tim Allen), un divorciado directivo de una empresa de juguetes, es elegido por el destino como el nuevo y verdadero Santa Claus. Esto le obligará a cambiar sus rastreros planteamientos materialistas y a esforzarse por recuperar el cariño de su hijo.

Sorprende el éxito de esta comedia, pues el guión es muy discreto, al igual que la realización y las interpretaciones —hasta la estrella televisiva Tim Allen se muestra envarado—, y resulta lenta, aburrida y bastante tonta. Además, sus aparentes buenas intenciones se desvirtúan notablemente por la tramposa desdramatización que hace de los efectos negativos del divorcio en los hijos. Sólo destacan un poco la partitura de Michael Covertino y algunas buenas canciones navideñas tradicionales. Muy poca cosa. J.J.M.

Leer más: ¡Vaya Santa Claus!

Vaya par de idiotas

Kingpin

La primera frase del press-book de esta película dice lo siguiente: «Los creadores de la delirante comedia Dos tontos muy tontos atacan de nuevo con dos idiotas de impresión». Pues eso. Es imposible sintetizar mejor el contenido de esta colección de tonterías en torno al mundo de los bolos, la mayoría de ellas de muy mal gusto. Algún crítico despistado ha querido ver en este film una lúcida y casi metafísica crítica a los numerosos desatinos de la sociedad USA. No sé si vimos películas distintas; desde luego, la que yo vi era sencillamente inaguantable. J.J.M.

Leer más: Vaya par de idiotas

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información